Un campo de césped

Como era habitual antes de cada partido, el cortador de césped preparaba el campo de fútbol a lomos de su pequeño tractor. Se estaba convirtiendo en una tradición. Con la máquina segadora fijaba la longitud de la hierba, con los aspersores su humedad. Mientras tanto, cada vez que Isidoro, que así se llamaba el esforzado jardinero, pasaba junto a las gradas, recibía las lindezas de los aficionados. Los hombres mayores que lo llamaban “pringado”. Los jugadores del equipo de fútbol masculino que lo apodaban el “tarado”. Las del equipo femenino que se burlaban de él como el “castrado”. No tenía novia, ni nada que se le pareciera. Si una chica se acercaba se iba de vientre, tan tímido se mostraba. Corto de estatura, alfeñique, con gafas de culo de vaso, vestido como lo ataviaba su madre, con pantalones azules, jersey y camisa a rayas a juego. Alguna vez lo habían esperado al término del evento. Más de una ocasión los jugadores habían tratado de tenderle una emboscada para burlarse, bajarle los pantalones, o meterlo en un contenedor. Y si no fuera por el presidente del club más de una vez lo habrían hecho.

Seguir leyendo Un campo de césped

Anuncios

Macarena mi amor

1.

La última relación de Macarena había fracasado. Como las anteriores. Había hecho falta viajar a un país extranjero para darse cuenta. Parecía que la culpa recaía en ella y solo en ella. El hombre decía que claudicaba, que no podía soportar más sus silencios; lo desmesurado que se había esforzado, los sacrificios que había realizado para que aquello funcionara, y sin embargo lo poco que ella lo valoraba, como si no se percatara, como si no supiera que la amara o no le importara que la amara.

Seguir leyendo Macarena mi amor

Gran Madre

Aun siendo un universo tan vasto, su vida entera había transcurrido en una mota de polvo. Nunca subió por el ascensor orbital, jamás holló el espacio. A lo más lejos que acudió fue a la capital a alguna sesión del Parlamento planetario. Se casó. Tuvo once hijos. Desde luego ese fue su rasgo más peculiar, el que le diferenciaba mayormente. Ese, y que pertenecía a un clan de la nobleza solar.

Sin embargo, Licer Navia no hacía ostentación de su cargo, se comportaba por lo común humilde. Había aprendido de su tío al que sucedió que sus privilegios nobiliarios se consolidaban en orden al servicio que prestaba a sus conciudadanos. Era continental de Erimala, la circunscripción más grande de Sobel en el sistema solar de Eridani. Pero también la más despoblada del planeta. Volcanes de decenas de kilómetros de altura, zonas de desprendimiento frecuente, fuentes de magma que surgían en los lugares más insospechados…

Seguir leyendo Gran Madre

Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…

Pi…Pi…Pi…Pi…Pi… Qué cansina la alarma del cuarto de ascensores, que por un cortocircuito hace una semana que anda sonando. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi… En el edificio hay más de veinte inquilinos, y como alquilado y no propietario no me siento con justificación para entrar soplete en mano. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi… El caso es que nadie hace caso, y ahí está, enturbiando. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi… Sin embargo, me doy cuenta, la cosa tiene hasta su ritmillo, su soniquete, su gracia, resulta que me estoy acostumbrando. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…Como en un síndrome de Estocolmo cualquiera la desesperación se convierte en secuestro, incluso me reconozco con el sonido monótono. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…Por las mañanas, por las noches, a todas horas. En el salón, en la cocina, incluso un eco en el dormitorio. Penetra en las estancias donde hace mucho que no me acompaña nadie. Se halla más cerca de mí que quienes se han dicho amistades y amantes. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi… Como la voz de un ser adorado y ambicionado. Como un camuflaje, pintarme de blanco y confundirme con el muro encalado. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…Me voy a acabar enamorando, hasta me voy a terminar encaprichando. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…A falta de tu arrullo sustituyo con algo que no me deja dormir. En detrimento de tu aliento en la parte detrás de la oreja, el golpeteo del murmullo vibrante contra los barrotes de mi celda. Pi…Pi…Pi…Pi…Pi…

Debe cuadrar

Con este título he imaginado muchos textos, pero se me olvidan con el vaivén. Tener capacidad no es lo mismo que poder. Hay muchas circunstancias entre medias que impiden que el potencial se exprese. Como la envidia, como la falta de tiempo, como el trabajo que te quema las sienes, como los corruptos que se rascan la espalda y convierten la creatividad en un círculo cerrado, como las modas, como los idiotas que a los genios zancadillean. Como la ironía. Como esos demonios y duendecillos que parece que están esperando a cuando más alegre estás, a cuando mejor te va, a cuando asemejase que lo vas a conseguir, para de repente propinar el golpe y el finiquito, la situación que te estalla en la cara. Esos seres que parece que han nacido con una flor en un culo, famosos y que logran sus sueños, y tú harto de trabajar y de crear en el cieno permaneces y estás. No basta con el talento, la originalidad y el esfuerzo no es sinónimo de gran cosa. Y sigues y persistes porque en algún momento debe cuadrar. ¿No? Esa es la esperanza, a que las coyunturas se alineen, a que el tiempo transcurrido albergue recompensa. Como esperar que esa otra persona a la que envías canciones o poemas, con la que compartes pensamientos y emociones, te responda. Como aguardar que alguien contigo de acuerdo esté, que en la locura haya afinidad. Debe haber algún motivo, alguna razón para la ironía, para esos puños sangrientos e inesperados del destino, para que no sea fácil, para que se complique, para que no sea un camino de rosas. Debe cuadrar, en algún instante. Eso espero. Me puedo aburrir soñando.

Subconsciente

Cuando era joven las mujeres en sus sueños húmedos no tenían rostro, o al menos no reconocía en ellos a nadie en particular. Excepto en algunas ocasiones cuando claramente sus parejas orínicas tenían una identidad, la de alguna de sus compañeras de universidad o de trabajo. Cuando despertaba cavilaba sobre por qué había soñado con la persona en concreto y en cuestión. ¿Acaso le gustaba? No, solían ser mujeres que de por sí, hasta donde las conocía, y mientras permaneciera despierto, no le atraían. Además con las que no detentaba ninguna oportunidad puesto que le ignoraban claramente. Por ello su razón le decía que se olvidase, que no le diese más vueltas. Pero tras el paso de los días, las semanas e incluso meses, por algún desliz, algún detalle o confesión, se daba cuenta o descubría que su razón se equivocaba, que esas muchachas sí se sentían atraídas por él, sin embargo eran tímidas y lo ocultaban. De algún modo era como si su subconsciente, mucho más perspicaz y perceptivo que su parte consciente, le comunicase en sueños de lo que en el día a día no se percataba.

Seguir leyendo Subconsciente

Laboratorio del escritor Manuel Sierra. Novelas, críticas de cine y libros, comentarios de viajes, poemas y ocurrencias varias

MI LENGUA NATIVA

Enmanuel R. Arjona

Letras & Poesía

Literatura Independiente

El blog de Julio Alejandre

Blog de Julio Alejandre, autor de obras como Seis mil lunas o Reporte de una boda y un entierro.

El espacio de Chus

Un blog de rebote

oblinspiración

La mente puede ser libre

Frasecillas

Pequeñas dosis a base de concentrado de palabra. Frases, poesía, microcuentos y otros escritos.

Pippo Bunorrotri

El hombre que susurraba a los sentimientos

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Elloboestaaqui

Disentería literaria

Buenos Relatos

El punto de encuentro entre los autores interesantes con lectores exigentes

El Rincón de Suenminoe

En el soñador vida y sueño coinciden

tenía un conejo de sarro

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Los Tacones de Victoria

Este blog es únicamente para mayores de edad. Relata la vida de sumisión de una chica que se adentra en el mundo del BDSM casi por casualidad, sin saber muy bien ni qué significan esas letras.

Voy pasando páginas

Relatos, artículos, historias que te acompañen y te hagan pensar

Te Cuento de Viajes

Blog de Viajes y Pequeñas Historias. Recuerdos viajeros, experiencias, consejos, fotografías y garabatos. No me he podido resistir... y he dejado un rinconcito donde escribir relatos, reflexiones,... sobre el viaje más emocionante ; la Vida.

SOY UNA CUENTISTA

Esther Paredes Hernández

Ana Centellas

Una aventura literaria

Alex M. Fourzan

Citas, autores y literatura

El baúl de la poesía

La poesía que alimenta tu alma

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Lihem Ben Sayel

-Memorias de una Princesa-

Mundo Pata de Perro

Viajar es un placer, descubre cómo disfrutar la experiencia.

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

La caricia del gato negro

Blog literario de Andoni Abenójar

Sitio Web de Adrián Gastón Fares

Escritor, Guionista, Productor y Director de cine

Hiperminoritario

Laboratorio del escritor Manuel Sierra. Novelas, críticas de cine y libros, comentarios de viajes, poemas y ocurrencias varias

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora